COMPRA TUS ENTRADAS

Ocelote (Leopardus pardalis)

Ocelote (Leopardus pardalis)

image


Orden / Familia: Carnivora / Felidae.
Etimología: de ocelo, referido a las características manchas negras de su pelaje.
Peso: 15kg.
Longitud (cuerpo + cola): 40cm.
Gestación / Incubación: 2’5 meses.
Camada / Puesta: 1-2 crías.
Longevidad: 21 años.
Dieta: carnívoro (zarigüeyas, monos, reptiles, aves y cangrejos).
Hábitat: selvas tropicales.
Distribución: vertiente caribeña de Centroamérica y N y Centro de Sudamérica.
Amenazas: degradación del hábitat y parcelación.
UICN / CITES: (VU) Vulnerable / CITES I.

 

¿Sabías qué…?
Es un depredador terrestre, aunque trepa ágilmente a grandes árboles ya sea para sorprender a algún ave durmiendo o algún mono, o bien para refugiarse cuando es sorprendido.


Es un depredador nocturno y aunque es terrestre, tiene gran habilidad para trepar grandes árboles y sorprender alguna ave durmiendo e incluso no en pocas ocasiones algún mono. En Centroamérica sobreviven muy pocos ejemplares por la pérdida de su hábitat natural. Coexiste en el mismo territorio que el Jaguar, y su primo algo más pequeño el Margay, pero la especialización del ocelote en presas más pequeñas, le ha evitado enfrentamientos con estos dos.


Dentro de la fauna Americana el ocelote es el tercer felino en tamaño después del jaguar y el puma. También se le considera el felino más tímido del mundo permaneciendo siempre oculto en la espesa vegetación de la selva. En cuanto a su imagen podemos afirmar que es de los felinos más bellos que existen.

Es un cazador principalmente de hábito nocturno y muy certero en sus ataques: sus presas habituales son zarigüeyas (pequeños marsupiales arbóreos del tamaño de un gato), agutíes y aves a la que sorprende durmiendo. Una estrategia evolutiva muy importante del ocelote es que mientras el jaguar caza en el suelo, el ocelote lo hace al acecho desde la altura de los árboles y arbustos.

Importante.
Los ocelotes son animales solitarios y sobre todo muy asustadizos, cualquier ruido les provoca una estampida repentina buscado refugio en lo alto de algún árbol, donde duermen siempre. De los humanos, en cambio huye corriendo a toda velocidad. Esa característica de huidizo y de estar siempre en alerta le ha permitido escapar de cualquier intento de capturarlos para comercializar su preciosa piel.

Suscríbete a nuestra newsletter