COMPRA TUS ENTRADAS

Mono ardilla (Saimiri b. boliviensis)

Mono ardilla (Saimiri b. boliviensis)

image


Orden / Familia: Primates / Cebidae.
Etimología: del tupí, saimiri, pequeña ardilla.
Peso: 1,5kg.
Longitud (cuerpo + cola): 65cm.
Gestación / Incubación: 6 meses.
Camada / Puesta: 1 cría.
Longevidad: 21 años.
Dieta: frugívoro (frutas, hojas, insectos, pájaros y huevos).
Hábitat: selvas lluviosas y bosques de bambú.
Distribución: N y W de la cuenca Amazónica; Bolivia, Perú, Ecuador, S de Colombia y Venezuela, las Guayanas y W y N de Brasil.
Amenazas: la degradación del hábitat y el comercio ilegal.
UICN / CITES: (EN) En peligro / CITES II.

 

¿Sabías qué…?
Son monos arborícolas muy sociables que forman grupos jerarquizados de hasta 30 individuos. Son de hábitos diurnos y los machos son ligeramente más grandes que las hembras.
Son inconfundibles por su coloración amarillenta en el cuerpo y por el aspecto de la cara disfrazado como si llevase un antifaz rosado en los ojos y una máscara negra cubriendo el morro. Viven en grupos de entre 30 a 50 individuos, lo cuales se subdividen en grupos de jóvenes machos, hembras con crías, hembras preñadas y machos, transcurriendo de esta forma la mayor parte del día. Se desplazan entre 1 y 1,5 kilómetros al día en busca de comida, frutos, insectos y flores principalmente.
Suelen unirse a menudo con grupos de monos capuchinos con quienes incluso llegan a jugar. La posible razón radica en el hecho de que al incrementar el número de individuos aumentan la capacidad de alertar de peligros, tales como los ataques frecuentes de las enormes águilas harpía y crestada desde el aire.

Importante.
Forman los grupos más grandes que se puedan encontrar en todo el continente habiéndose  documentado grupos de hasta 500 individuos en territorios vírgenes donde la presencia y abundancia de enormes especies de árboles con gran cantidad de frutos permiten acoger semejante cantidad de individuos juntos. Sin embargo en zonas de bosque alteradas por el hombre se han adaptado a vivir en grupos reducidos.
Aunque son animales arbóreos cuando se sienten seguros en zonas de vegetación más dispersa se atreven a descender al suelo par recolectar semillas y frutos caídos o remover la superficie en busca de invertebrados.

Lo triste.
Aunque actualmente su comercio ha disminuido mucho, se llegó a comerciar cantidades de hasta 180.000 individuos a USA entre 1968 y 1975 para l pruebas de la industria cosmética y de laboratorio para probar los productos que más tarde se venderían para consumo humano. Aún hoy en día hay trafico ilegal pero en casos cada vez más controlados.

Donde verlo:
Se encuentran en el camino de entrada al pueblo centroamericano, en la llamada ruta de los titis; ven a verlo y encuéntralos como si en la selva se tratase.

Suscríbete a nuestra newsletter