COMPRA TUS ENTRADAS

Noticias

image
CLIENT
PROJECT NAME

La población de zorros voladores de Terra Natura se consolida con el nacimiento de una nueva cría

17 de noviembre de 2015 Noticias

Terra Natura Benidorm ha acogido el nacimiento de una nueva cría de zorro volador (Pteropus lylei). La llegada de este pequeño ejemplar ha consolidado la población de esta especie en las instalaciones del complejo. La cría, que es la cuarta que nace en cautividad en el parque, a partir de ahora pasará a convivir con los otros 11 zorros voladores que forman parte del grupo.

 

El parto de este ejemplar, que transcurrió durante la noche, no tuvo complicaciones a pesar de que en esta especie suele ser un proceso muy arriesgado. Las hembras alumbran mientras permanecen colgadas de de los árboles, por lo que el peligro de caídas y el riesgo de muerte de las crías es muy elevado. Precisamente, para superar ese problema los zorros voladores nacen con las patas grandes y una dentición fuerte, que les permite agarrarse a la madre nada más nacer.

 

Estos animales se caracterizan por ser asustadizos y nerviosos, por esa razón los expertos de Terra Natura Benidorm evitan acercarse en exceso a la madre y realizar movimientos bruscos cerca de ella para no provocar la pérdida de la cría. Este hecho dificulta enormemente el conocimiento del sexo del animal, de ahí que aun no se haya podido determinar el género de la cría.

 

El pequeño zorro volador permanecerá colgado de su madre hasta que cumpla los seis meses de vida, periodo necesario para aprender a valerse por si mismo. Durante este tiempo, la madre será la responsable de encargarse de su alimentación mediante el amamantamiento.

 

La gestación de los zorros voladores tiene una duración de entre 130 y 150 días. El apareamiento se realiza entre los meses de julio y octubre, y los nacimientos entre febrero y mayo. La cópula por norma general tiene lugar antes de la hibernación y la fertilización al comenzar la primavera, por lo que cuando el murciélago recupera su actividad y los óvulos vuelven a desprenderse tiene lugar el parto. Estos ciclos hacen que la hembra sólo de a luz una vez al año.

 

Esta cría pertenece a la especie de murciélago crepuscular, que recibe su nombre porque busca el alimento al atardecer y al amanecer. El zorro volador se alimenta de frutas maduras, flores y néctar, utilizan la vista y el sentido de ecolocalización para guiarse en sus vuelos y localizar el alimento. Estos murciélagos desempeñan un importante papel ecológico como polinizadores y en la dispersión de semillas, tanto es así que muchas plantas tropicales dependen completamente de estos murciélagos.

Suscríbete a nuestra newsletter