COMPRA TUS ENTRADAS

Noticias

image
CLIENT
PROJECT NAME

Introducimos por primera vez un grupo de cinco wallabies en nuestras instalaciones

09 de junio de 2017 Noticias

Terra Natura Benidorm ha introducido, por primera vez, en sus instalaciones a un grupo que está constituido por cinco ejemplares de wallabies (Macropus rufogriseus). Estos marsupiales proceden del Pont Scorff Zoo de Francia y han sido trasladados desde allí con el objetivo de enriquecer el hábitat de las praderas, donde hasta ahora convivían solo los emúes (Dromaius novaenglidae). Estos marsupiales tienen edades comprendidas entre los 4 y los 10 años.

Después de completar el periodo de cuarentena y una fase inicial de adaptación al nuevo entorno, el grupo de wallabies ha sido trasladado a su instalación definitiva. Con esta operativa, los expertos del complejo tratan de garantizar que la aclimatación de la especie a su nueva instalación sea lo más favorable posible. La llegada de este grupo amplia el catálogo de especies que poseía el parque hasta ahora.

Los cuidadores de Terra Natura Benidorm no han observado ningún comportamiento jerárquico entre los individuos del grupo, ya que de momento están aprendiendo a convivir con los emúes. Al ser un grupo de cinco machos sin hembras no se producen discrepancias entre ellos, por lo que los expertos consideran que su adaptación va a ser buena. Durante los primeros días, los emúes mostraban curiosidad ante estos compañeros aunque ahora se muestran tranquilos.

Los wallabies son animales solitarios que socializan solo cuando coinciden en las áreas donde comen, por lo que no suele ser habitual que se dé mucha jerarquización entre los grupos. Las hembras tienen algo más de jerarquía, aunque generalmente no son agresivas. Los machos son territoriales y agresivos entre sí por la conquista de las hembras y acostumbran a pelearse utilizando las patas delanteras.

Cuando los machos luchan por las hembras se produce una disputa, en la que los contendientes entrelazan sus brazos tratando de derribarse y se apoyan en la cola para golpear con las patas traseras a su oponente. Estos combates no persiguen hacer daño al otro animal, sino simplemente dejarle claro quién es el más fuerte.

Como curiosidad, esta especie es capaz de mantener los embriones en estado latente durante meses hasta que las condiciones externas son favorables para el parto. Las hembras pueden copular en cualquier estación y paralizar el desarrollo embrionario para que las crías nazcan en la mejor estación, este proceso recibe el nombre de implantación diferida.

El desarrollo embrionario de la cría transcurre en el marsupio, una bolsa de piel que poseen las hembras en el abdomen. La cría de canguro permanecerá dentro de esta bolsa hasta el cuarto mes de vida y con ocho meses comienza a explorar el entorno cercano y volver al marsupio cuando se siente amenazado. A partir de los dos años, la especie realiza su emancipación de forma definitiva. Durante la etapa de crianza, las hembras pueden llegar a adoptar a otras crías que hayan quedado huérfanas, por lo que no resulta raro ver a una madre portando dos crías en su marsupio.

Suscríbete a nuestra newsletter