COMPRA TUS ENTRADAS

Noticias

image
CLIENT
PROJECT NAME

Las praderas de Terra Natura Benidorm albergan un nuevo nacimiento de sambar

17 de noviembre de 2015 Noticias

La reciente entrada de frío no ha impedido que las praderas del parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm acojan un nuevo nacimiento. El complejo ha recibido el nacimiento de un ciervo sambar (Cervus unicolor), que ha sido bautizado por sus cuidadores con el nombre de Pietro. El pequeño macho es protegido por su progenitora mientras el resto del grupo de la especie muestra su curiosidad por él.

 

Pietro no solo concentra la atención de su madre Takita, sino también la de las otras hembras que incluso llegan a adoptar en ocasiones un rol familiar como si se trataran de sus propias tías. Cuando alguno de los miembros más jóvenes del grupo muestra una excesiva curiosidad, la madre se acerca rápidamente a la cría para protegerla.

 

El parto se produjo al amanecer y la cría recibió la atención de su madre en esos primeros momentos. De ahí, que no fuera necesaria la intervención de los veterinarios y cuidadores durante el parto, aunque después si que realizaron un examen físico a Pietro para constatar su buen estado de salud.

 

Desde que se introdujo esta especie, por primera vez, en Terra Natura Benidorm han nacido ocho crías de manera sucesiva. Actualmente, las instalaciones cuentan con 11 ejemplares de sambar, de los cuales tres son hembras y los otros ocho son machos.  Los ciervos sambar se encuentran, hoy en día, amenazados por la parcelación y la degradación de su hábitat original, generado por el ser humano para crear zonas de cultivo.

 

La reproducción en cautividad de esta especie requiere determinados factores de bienestar como un espacio suficiente para desarrollar las relaciones de socialización y el proceso de cortejo, así como un espacio que reúna las condiciones de vida adecuadas para esta especie. El éxito reproductivo es un indicativo claro de bienestar y de la buena adaptación de los animales a su entorno.

 

Cuando el sambar se siente amenazado se suele adentrar en lo más profundo de la espesura vegetal para esquivar el acoso de sus depredadores. Para escapar del peligro no duda en lanzarse al medio de ríos y lagos, ya que es un excelente nadador y estos sitios suponen un refugio seguro para guarecerse de los atacantes.

 

Como curiosidad, la apariencia y talla varían enormemente en función de cada individuo. De hecho, su peso puede oscilar entre los 175 y 300 kilos. Esta característica ha sido la causante de numerosas confusiones de identidad en el pasado entre los científicos. Los investigadores han llegado a denominar a esta especie como ciervo sicca, rusa o sambar hasta que finalmente la comunidad científica concretó el nombre de la especie como ciervo sambar.

Suscríbete a nuestra newsletter