COMPRA TUS ENTRADAS

Noticias

image
CLIENT
PROJECT NAME

Terra Natura Benidorm amplía su colección de animales con el nacimiento de tres zorros voladores

17 de noviembre de 2015 Noticias

Terra Natura Benidorm amplía su colección de animales con el nacimiento de tres zorros voladores

Tener una discapacidad física no ha supuesto impedimento alguno para que una hembra de zorro volador (Pteropus lylei), que habita en las instalaciones del parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm, tenga una cría. Este ejemplar tiene una pata amputada y a pesar de esta dificultad la hembra se ha adaptado perfectamente y ahora pueda cuidar sin ningún problema a su cría.

La falta de una de las extremidades ha sido compensada por la hembra con ingenio y con una mayor agilidad para sobreponerse a esa carencia física. De esta forma, esta hembra puede sujetar a su cría y moverse por la instalación de manera normal, además de alimentarse de la fruta de los árboles. El nacimiento de esta cría se suma a otros dos nuevos nacimientos que acaban de tener otras dos hembras del complejo. Los expertos están a la espera de que se produzcan dos partos más durante los próximos días.

La especie se introdujo por primera vez en las instalaciones del complejo en el año 2008. Desde entonces, los veterinarios han conseguido la reproducción en cautividad de estos animales con un total de 14 nacimientos, siendo el año 2012 el que más nacimientos registró con la llegada de cinco crías. Las tres hembras han tenido que superar un periodo de unos 150 días para completar la gestación.

Las pequeñas crías al nacer han pesado cerca de 130 gramos y miden alrededor de unos 15 centímetros. Las crías permanecerán bajo la vigilancia de las madres en sus primeros meses de vida hasta que empiecen a volar cuando tengan cerca de tres meses. A partir de ese momento, comenzará el proceso de emancipación de manera paulatina.

La relación entre las madres y las crías es de total dependencia durante los primeros meses, ya que la cría se limita a estar colgada de la madre sin llegar a soltarse nunca. De manera paralela, los individuos del resto del grupo solo observan a las crías y no intervienen en ningún momento en su crianza.

Al nacer, los cuidadores han mantenido una vigilancia exhaustiva de la madre y su cría con el fin de confirmar el adecuado estado de salud de ambos ejemplares. Además, se ha aumentado la dieta diaria a las hembras y se ha realizado un mayor aporte de vitaminas en los néctares suministrados para que afronten con mayor facilidad la etapa de crianza.

A diferencia de otras especies de murciélagos, los zorros voladores se alimentan únicamente de fruta y néctar. La dieta estrictamente frugívora los convierte en importantes dispersores de semillas de numerosas especies vegetales. Su sentido de orientación se fundamenta en la vista, y no en la ecolocalización como sucede en el resto de murciélagos. Con la llegada de las tres crías el parque cuenta en la actualidad con 22 individuos de esta especie.

La especie se encuentra amenazada en estado salvaje por culpa de la destrucción masiva y transformación de los bosques que habita en cultivos de palmas de aceite para la industria cosmética.

Suscríbete a nuestra newsletter