COMPRA TUS ENTRADAS

Noticias

image
CLIENT
PROJECT NAME

Incorporamos una boa esmeralda para fomentar su reproducción

24 de mayo de 2018 Noticias

Hemos recibido un nuevo ejemplar de boa esmeralda (Corallus caninus) con el objetivo de fomentar la conservación de esta especie mediante su cría y concienciar a la población sobre los peligros que amenazan su supervivencia. Esta especie, de hecho, se encuentra amenazada debido a la gran sensibilidad que tiene frente a los cambios climáticos y a la constante deforestación que sufre la selva amazónica.
 
Esta especie recibe su nombre debido al color verde esmeralda que tiene su cuerpo, y que solo queda dividido por algunas franjas blancas transversales. Este color verdoso le permite pasar inadvertida entre las hojas grandes de la selva y sus franjas blancas le ayuda a imitar los rayos de sol, lo que favorece su estrategia de camuflaje a la hora de esconderse de sus depredadores.

El ejemplar es una hembra de ocho años de edad, pesa seis kilos aproximadamente y cuenta con una longitud de dos metros. Nada más llegar a Terra Natura Benidorm, se le han realizado una serie de protocolos veterinarios que han consistido en un estudio coprológico para determinar la carga parasitaria en heces, y en caso de ser necesario administrar un antiparasitario.

Los reptiles suelen poseer poblaciones parasitarias a nivel digestivo que conviven en equilibrio, pero ante una situación de cambio como un traslado pueden variar, por lo que es necesario controlarlas especialmente.

A pesar de que no se trata de una serpiente venenosa, este reptil posee los colmillos más largos dentro de las especies constrictoras, de ahí su nombre científico caninus, que en latín significa perro. Cuando descansa adopta una forma de moño y se enrosca en las ramas horizontales de los árboles, de manera que se siente cómoda y llega a pasar semanas en la misma posición, moviéndose únicamente un poco por la noche cuando busca alimento.

Su dieta suele estar compuesta por pájaros, roedores e incluso geckos cuando son crías. No suele desplazarse mucho en su hábitat natural y si el alimento es abundante en el árbol elegido es capaz de envejecer y morir en un mismo árbol.

 

Suscríbete a nuestra newsletter