COMPRA TUS ENTRADAS

Noticias

image
CLIENT
PROJECT NAME

Nacen dos crías de ocelote

19 de noviembre de 2018 Noticias

La familia de felinos del parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm crece. Gracias a la labor de conservación llevada a cabo por su equipo de expertos han conseguido que la pareja de ocelotes (Leopardus pardalis) se reproduzca de nuevo. En esta ocasión, los padres Ahmun y Selha han tenido dos crías, cuyo sexo aun no se ha podido determinar. Con estas dos crías, el parque cuenta actualmente con 21 ejemplares de 5 especies distintas de felinos. Su población se ha visto reducida en los últimos años debido a la pérdida y fragmentación de su hábitat, así como al tráfico ilegal de este animal para utilizar su piel.

De momento, el equipo de Terra Natura Benidorm solo ha podido realizar un examen visual a las crías para evitar una posible situación de estrés a la madre, que podría derivar en el rechazo de las crías. A través de dicha observación se ha confirmado que ambos cachorros tienen estado físico y que maman con total normalidad. Cuando pase un tiempo, se efectuará una revisión exhaustiva donde se les pesará y examinará.

Las hembras de ocelote tienen una gestación de entre 79 y 85 días, y sus crías cuando nacen suelen tener un peso que oscila entre los 200 y 340 gramos aproximadamente. Selha se muestra atenta y cuidadosa con sus dos crías, con las que pasa casi todo el tiempo dándoles calor y facilitándoles el alimento. Por el contrario, el padre Ahmun no interviene en la crianza, incluso en algunos casos los machos de esta especie pueden llegar a atacar a sus propias crías.

Las crías se alimentan ahora de leche materna, pero a partir de las seis semanas de vida comenzarán a ingerir pequeños trozos de carne. No será hasta el año de edad cuando se independicen totalmente de su progenitora. Estos felinos poseen un sentido del olfato y de la vista muy desarrollado. Tanto es así que su olfato les permite localizar, seguir y capturar a sus presas, además de determinar los límites de su territorio.

Su capacidad visual binocular les permite cazar por la noche. Estos animales son capaces de comunicarse con otros miembros de su especie a través de señales químicas que demarcan los territorios, y también a través de vocalizaciones que utilizan para atraer y comunicarse con sus compañeros potenciales con fines reproductivos.

Suscríbete a nuestra newsletter